Áreas de actividad

Derecho Civil

Resolvemos reclamaciones de cantidad (monitorios, procesos declarativos, juicios cambiarios), litigios derivados de toda clase de contratos y obligaciones (redacción y negociación de contratos, nulidad de cláusulas abusivas, resolución de un vínculo contractual), desahucios y finalización de arrendamientos, responsabilidad civil derivada de accidente, entre otros asuntos.

Derecho Mercantil

Vamos de la mano de las empresas y de los autónomos y dominamos sus necesidades y sus litigios: contratos, societario, reclamaciones de cantidad, propiedad industrial e intelectual..

Derecho Contencioso-Administrativo

La Administración también se equivoca, por lo que asumimos todos los asuntos de los que es parte y son contrarios a nuestros clientes, con resultados positivos. Desde el procedimiento administrativo previo ineludible en la mayoría de los casos, hasta el proceso judicial en todas las instancias. Así, defendemos a todo tipo de administrado, ya se trate de sanciones de tráfico, tributarias, urbanísticas, de inspección de trabajo y seguridad social, como en cuestiones de personal funcionarial.

Derecho Penal

Tenemos una dilatada experiencia, tanto desde la posición de la defensa, como desde la propia acusación. El Código Penal recoge desde los delitos más tradicionales contra la persona (agresión, acoso, homicidio…), los económicos (estafa, apropiación indebida…), los de seguridad vial, contra el medio ambiente, como recientemente los cometidos por personas jurídicas (empresas), y todos aquellos que surgen de la imparable evolución tecnológica.

Dentro de esta rama existe un pilar fundamental en nuestros días: el compliance, o cumplimiento normativo. Dotar a tu negocio de los mecanismos que aseguren el cumplimiento de las normas puede evitar, a la larga, muchos disgustos y sanciones. Consulta a nuestro equipo, pues es necesario siempre un penalista revisando el cumplimiento normativo de las sociedades.

Derecho Laboral y Seguridad Social

Asesoramos y defendemos tanto a empresas como a trabajadores, en asuntos de despido, accidentes de trabajo, seguridad social, reclamaciones de cantidad, cambio sustancial de condiciones laborales, negociación colectiva, vulneración de derechos fundamentales, entre otros, desde la conciliación previa hasta el proceso judicial, o de forma urgente directamente ante la jurisdicción social. Siempre que el asunto lo permita, buscaremos cerrar un acuerdo satisfactorio para nuestros clientes que zanje la cuestión sin dilatar injustificadamente situaciones de tanta necesidad.